ENVIO GRATIS A PARTIR DE $12.000 Y REGALITOS EN TODOS LOS PEDIDOS!
ENVIO GRATIS A PARTIR DE $12.000 Y REGALITOS EN TODOS LOS PEDIDOS!

Gua Sha de Cuarzo Rosa - Masajeador Facial

La Piedra Gua Sha es una herramienta ancestral de origen asiático utilizada para el esculpido facial.
La temperatura de la piedra favorece la vasoconstricción de los poros. El masaje promueve la circulación de la sangre y el drenaje linfático, eliminando, de esta manera, toxinas y líquidos acumulados en el rostro.

Ventajas de su uso:

  • Reduce la hinchazón y las ojeras alrededor de los ojos,

  • Alivia la tensión facial, las líneas finas y las arrugas,

  • Mantiene la elasticidad de la piel, promueve la circulación sanguínea,

  • Sensación de suavidad en tu piel.

 

Modo de uso: Luego de realizar tu rutina, con la piel limpia e hidratada, aplicar un serum o aceite facial para ayudar a que la gua sha deslice mejor en la piel. 

Para reafirmar el contorno de ojos:
Dile adiós a las ojeras, bolsas y líneas con este sencillo movimiento: desliza el lado de corazón del gua sha desde la nariz hasta la sien, pasando por toda la parte inferior del ojo. Hazlo 3 veces de adentro hacia afuera por cada ojo, en tu rutina de mañana y noche.

Para tonificar la frente:
Con el mismo lado de corazón, pon el gua sha al inicio de la ceja, deja el borde más pequeño como punto de apoyo y desliza solo la parte de arriba hacia la sien. Es importante que comiences con poca presión y poco a poco aumentes la fuerza hasta llegar al final de la ceja.

Para tonificar la mandíbula:
Ajusta el lado acorazonado del gua sha a tu mandíbula y desliza desde la barbilla hasta la oreja por 5 veces. Cambia de lado, repite y termina pasando la parte cóncava (con la curva hacia adentro) del gua sha, nuevamente de la barbilla hacia la oreja, pero ahora por debajo de las mejillas.

Para tonificar los pómulos:
Ubica el extremo de corazón del gua sha en las comisuras de la nariz y desliza hacia afuera, siguiendo la forma del hueso que conduce al pómulo. Repite 3 veces por lado y no olvides hacerlo después de tus cremas o aceites.

Para tonificar el cuello:
Desliza el lado convexo (el lado curvo hacia afuera) del gua sha para masajear de la mandíbula hasta el final del cuello por 3 veces y luego usa el lado cóncavo (con la curva hacia adentro) para hacer el movimiento en sentido contrario, o sea, desde abajo del cuello hasta la mandíbula, por 5 veces.

Compartir: